in

Cómo cultivar y cuidar el musgo

Cuando la mayoría de nosotros escucha la palabra musgo, pensamos en una mancha verde que salpica un árbol caído, escondido en las profundidades del bosque. Sin embargo, el musgo está a nuestro alrededor, incluso si vivimos en un entorno urbano. El musgo es uno de los tipos de plantas más resistentes e interesantes que existen, con infinitas posibilidades para proyectos de jardinería, obras de arte y más.

LOS BENEFICIOS DEL MUSGO: LOS BENEFICIOS DEL MUSGO EN SU JARDÍN

El musgo es una briófita, que es una familia de plantas que se divide en tres tipos diferentes de plantas a las que comúnmente nos referimos como «musgos».

Musci es lo que la mayoría de la gente llama musgos. El factor distintivo de un musci moss es la clara diferenciación entre sus hojas y tallos. Algunas variedades tienen tallos erguidos, mientras que otras tienen tallos enmarañados en la superficie del suelo. Los musci musci más comunes son Sphagnum e Hypnaceae, y son maravillosos para usar como enmiendas del suelo o para proyectos de bricolaje independientes.

Las hepáticas, también conocidas como hepáticas, son identificables por lo suaves que son al tacto. Les va bien en áreas sombreadas cerca del agua y prefieren la humedad alta. Si vives en una zona con poca humedad o más seca, deberás prestar un cuidado especial a tus plantas de Hepaticae si quieres que les vaya bien.

Anthocerotae, también conocido como hornworts, es el tercer tipo de briofita. Se distinguen fácilmente por sus ramas puntiagudas que contienen todas sus esporas. Al igual que las Hepaticae, prefieren los ambientes húmedos y con mucha humedad, pero también les gusta una cantidad razonable de sol. Las antocerotas son también el tipo de musgo más raro, con la menor cantidad de especies de las tres.

TIPOS DE MUSGO: LOS BENEFICIOS DEL MUSGO EN SU JARDÍN

Si hay una regla de oro para el cuidado del musgo, sería la siguiente: imite el entorno en el que prospera el musgo.

Para la mayoría de los musgos, esto significa un área húmeda y bien iluminada con mucha humedad. Pero antes de entrar en los detalles más finos del cuidado del musgo, aquí hay algunas herramientas que necesitará para cuidar sus jardines de musgo:

  • Tenazas: Estos se utilizan para colocar musgo, propagarlo y eliminar áreas muertas de manera delicada. Intente conseguir pinzas con un diseño de espátula plana para alisar el musgo sobre una superficie.
  • Botella de spray: Se utiliza tanto para regar como para aumentar la humedad en el entorno de su jardín de musgo.
  • Tijeras: Se utiliza para cortar hojas muertas, así como para controlar y dar forma al aspecto de su jardín. Trate de conseguir las tijeras más afiladas que pueda para hacer un daño mínimo a su musgo.
  • Paleta: Si está transfiriendo tierra a macetas o contenedores para crear su jardín de musgo, necesitará una paleta estándar.
  • Guantes: Aunque el musgo no es dañino al tacto, es posible que desee proteger sus manos de la suciedad y el desorden.
RELACIONADO:  Cómo reparar una grieta en ventanas de vidrio, marcos de fotos y más

La parte más importante del cuidado del musgo es regarlo adecuadamente. A diferencia de muchas otras plantas, requiere más cuidado en cuanto al riego como podemos ver en sus entornos naturales. El musgo no tiene un sistema de raíces para extraer la humedad del suelo, por lo que toda su agua debe tomarse de la atmósfera y el medio ambiente.

Cuando riegue su musgo, puede rociarlo, remojarlo o regarlo con una regadera con boquilla de ducha. La clave aquí es regar solo cuando su musgo lo necesite, generalmente cuando el color se desvanece y está seco al tacto.

Tú haces no Necesito fertilizar musgo. De hecho, fertilizarlo con una solución nutritiva fuerte hará que se vuelva marrón y muera. Sin embargo, si ha envuelto musgo alrededor de otra planta (como en un kokedama), entonces debe usar una mezcla de nutrientes altamente diluida para rociar y / o remojar el musgo para que pueda alimentar a la planta dentro de él.

Si estás cultivando musgo al aire libre, estás de suerte. Tiene la oportunidad de imitar exactamente cómo crece el musgo en la naturaleza, lo que significa que debe ubicarlo en un área bien iluminada (pero no sobreexpuesta a la luz) lejos de fuertes ráfagas de viento. Recuerde, el musgo obtiene todos los nutrientes que necesita del sol; no es necesario que lo coloque en el suelo.

Si está cultivando musgo en interiores, debe estar en un lugar brillante con una circulación de aire decente. Un error común es colocar musgo en un área más oscura asumiendo que esto mantendrá la humedad alta. ¡No cometas este error! Musgo necesidades luz para fotosintetizar todos los nutrientes que necesita para sobrevivir.

RELACIONADO:  Cómo usar una motosierra

CÓMO CUIDAR EL MUSGO: LOS BENEFICIOS DEL MUSGO EN SU JARDÍN

La belleza de usar musgo en el jardín es su versatilidad. Puede usarlo como cobertura del suelo, como «pintura» o en una maceta colgante completamente independiente.

Kokedamas de musgo: «Kokedama» es una palabra japonesa para hacer crecer una planta en una bola de musgo bien envuelto en lugar de tierra. Estos son una rama de la cultura del bonsái en Japón y son una adición sorprendente a un jardín interior o exterior.

Para hacer un kokedama, necesitará tierra de turba, arena, akadama, tierra, algo de carbón y un musgo de su elección. Mezcle la tierra y forme una bola, empaquétela alrededor de las raíces de la planta que está usando y luego coloque el musgo alrededor del exterior de la bola de tierra. Todo lo que necesita hacer ahora es sujetar el musgo a la bola de tierra con hilo o hilo de pescar para asegurarse de que permanezca encendido.

Bonsais de musgo: El musgo se puede utilizar como cobertura del suelo para un árbol bonsai tradicional, pero también puede ser un proyecto de bonsai por sí solo. Debido a que el musgo se asemeja a briznas de hierba cuando se ve desde la distancia, los artistas y jardineros de todo el mundo lo han utilizado como una forma de crear mini-paisajes en pequeños contenedores. Puede agregar pequeñas flores silvestres, pastos de montaña, rocas y ramitas para imitar el suelo de un bosque.

Terrarios de musgo: Como sabemos que el musgo prospera en ambientes húmedos e iluminados, no debería sorprender que los terrarios de musgo sean una manera perfecta de agregar musgo a su hogar. Todo lo que necesita hacer es elegir un recipiente de vidrio de su agrado y colocar en él musgo, piedras, agua y cualquier otro elemento que crea que se verá hermoso. Luego, asegúrese de que reciba suficiente luz (generalmente se logra mediante el uso de un tipo de luz de cultivo de interior) y estará listo para las carreras.

RELACIONADO:  ¿La lavadora Whirlpool muestra el código de error F20? Este es el por qué

OBRA DE ARTE DE MUSGO: LOS BENEFICIOS DEL MUSGO EN SU JARDÍN

Pintura de musgo: Debido a que el musgo es tan versátil, puede convertirse en una especie de «pintura» y aplicarse a las paredes. Este proceso se conoce como «eco-graffiti» y es más fácil de lo que parece.

Todo lo que necesita es:

  • Un grupo o dos de musgo
  • 2 tazas de suero de leche
  • 2 tazas de agua
  • ½ cucharadita de azúcar

Una vez que reúna estos ingredientes, mezcle todos juntos hasta que la consistencia sea similar a la de la pintura. Luego, simplemente aplíquelo a las paredes en el diseño que desee. Puede ser creativo aquí: use plantillas, escriba palabras o dibuje animales. Solo estás limitado por tu imaginación.

Con todo, el musgo es una planta subestimada que merece un lugar en su jardín, ya sea que lo agregue en interiores o exteriores. Con estas ideas e instrucciones de cuidado, tiene información más que suficiente para comenzar con un hermoso jardín de musgo.

Inserte el artículo en su sitio

MOSS GUIDE EMBED SMALL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

P160535 13Z

Cómo solucionar problemas de un dispensador de agua de refrigerador defectuoso

P150112 54Z

Cinco razones por las que su lavavajillas se detuvo a mitad del ciclo