in

Lo que se debe y no se debe hacer en la reparación y el mantenimiento de rociadores

Lo que se debe y no se debe hacer en la reparación y el mantenimiento de rociadores

Foto: istockphoto.com

Los sistemas de rociadores de calidad son un medio sencillo y que ahorra agua para mantener su jardín verde y exuberante. Su riego programable y programado, combinado con la ubicación estratégica de los rociadores, garantizan un riego distribuido uniformemente en todo el césped. Dependiendo de la temporada y la necesidad, el sistema puede modificarse para proporcionar un riego óptimo en las nuevas condiciones. Pero necesitan su propio mantenimiento para, a su vez, seguir cuidando el césped.

Los siguientes consejos de reparación y mantenimiento de rociadores garantizan un sistema de funcionamiento más suave que perdurará durante muchos años. Si bien es mejor dejar algunas de las tareas a un especialista en riego, otras solo requieren una consulta con el manual del propietario.

LIMPIE sus rociadores.

Reparación de rociadores: limpieza del cabezal del rociador

Foto: istockphoto.com

Los cabezales de los rociadores pueden obstruirse fácilmente con suciedad y otros residuos del suelo. Los rociadores obstruidos afectan la distribución del agua por el césped, lo que puede generar parches más secos y marrones que otros. Asegurarse de que los cabezales de los rociadores estén limpios y despejados mantendrá todo el sistema funcionando correctamente.

Fíjese un recordatorio anual para limpiar los cabezales de los rociadores para asegurarse de que continúen fluyendo el agua correctamente y que la presión del agua se mantenga constante. El proceso implica apagar el sistema de riego y quitar y remojar la boquilla, así que consulte con el fabricante del sistema de riego sobre la mejor manera de limpiar los cabezales de los aspersores. Por supuesto, siempre esté atento a posibles obstrucciones durante el uso, como lugares secos y sin flujo de agua, y asegúrese de resolver el problema de inmediato.

Si al hacerlo descubre una pieza dañada sobrante de la última vez que cortó el césped, siga este paso a paso sobre cómo reemplazar un cabezal de riego.

NO ignore los rociadores con fugas.

Similar a la mayoría de los problemas de plomería, una pequeña fuga puede crear problemas mucho mayores. No solo el césped y el jardín podrían recibir demasiada agua en la fuga y muy poca irrigación en otras partes del jardín, sino que su factura de agua también puede aumentar debido al uso innecesario.

Vigile el flujo de agua general de todo el sistema de rociadores. Asegúrese de que la presión del agua sea constante y de que no haya áreas más secas o más húmedas que otras en el césped. Actúe tan pronto como note la fuga en el aspersor o vea charcos en el césped circundante. Puede consultar una guía de instalación de rociadores para conocer los pasos de reparación o comunicarse con un especialista en riego.

ASEGÚRESE de comprobar las válvulas.

Las fugas de los rociadores suelen deberse a válvulas defectuosas. Estas piezas de plástico ayudan a dirigir el agua desde su fuente principal al resto del jardín a través de lo que se conoce como un conjunto de válvulas o colector.

Una vez más, de manera similar a cualquier problema del sistema, los signos de un problema en la válvula se indicarán mediante una presión de agua irregular y áreas del jardín más húmedas o secas. Compruebe las válvulas tanto en el conjunto de la válvula central como en los cabezales de los rociadores individuales, así como en sus áreas de coordinación del césped. El conjunto central está ubicado sobre el suelo o bajo tierra, generalmente cerca de la casa. Busque grietas, rasgaduras u otros signos de deterioro en cada una de las válvulas.

Reparación de rociadores: reparación de tuberías

Foto: istockphoto.com

SÍ repare las tuberías defectuosas.

El flujo de agua eficaz y eficiente depende en gran medida de tuberías en buen estado. Las tuberías están sujetas a un desgaste normal, así como a otros accidentes desafortunados, como una explosión de presión de agua o un enfrentamiento con una pala o pala de jardín. Al igual que con una fuga, querrá prestar atención al flujo de agua en todo el césped y estar atento a cualquier inconsistencia en ciertas áreas. Si las válvulas y otras partes parecen estar bien, las tuberías pueden dañarse. Consulte la guía de instalación y los recursos de cualquier otro fabricante para la reparación de tuberías lo antes posible. La mayoría de las piezas de repuesto, incluidas las tuberías, están disponibles en las grandes tiendas de mejoras para el hogar.

Pruebe el voltaje.

Use un multímetro para tomar una lectura de voltaje. Probar el voltaje de un sistema de rociadores le dirá qué tan bien funcionan conjuntamente las partes eléctricas de un rociador (transformador, controlador, solenoide y cableado). Los sistemas de rociadores estándar funcionan con 24 voltios o “24 VCA” en un multímetro, aunque es aceptable un rango de 22 a 28. Las pruebas con multímetro no son difíciles de realizar, aunque los trabajos de reparación eléctrica de cualquier tipo pueden dejarse en manos de un electricista o, en este caso específico, de un especialista en riego.

Reparación de rociadores: comprobación del transformador

Foto: istockphoto.com

Conéctese con un profesional de reparación de rociadores

¿Necesitas ayuda? Obtenga estimaciones de proyectos gratuitas y sin compromiso de expertos en mantenimiento de jardines cerca de usted.

+

NO descuide los transformadores.

Las tuberías, las válvulas, los rociadores y el agua no pueden hacer nada por el césped sin un transformador que funcione para ayudar a encender el temporizador del rociador. Pruebe esta parte eléctrica con un multímetro de calidad para asegurarse de que esté operativa. Esta lectura determina si el transformador está en buen estado o necesita ser reemplazado. Al mismo tiempo, busque cualquier otro signo de desgaste, como deshilachado, en el transformador y preste atención al funcionamiento del sistema. ¿Está operando de acuerdo al cronograma? De lo contrario, es posible que el controlador no esté recibiendo la energía adecuada para hacer su trabajo de mantener el sistema funcionando a tiempo.

ASEGÚRESE de que los conectores sean impermeables.

El agua y la electricidad no se mezclan. Mantener las conexiones de cables de cada válvula individual protegidas y secas ayuda a que duren más y mantiene las comunicaciones del sistema para que los rociadores funcionen correctamente. Para hacerlo, agregue conectores a prueba de agua para proteger el cableado del sistema de rociadores de los elementos. Los conectores a prueba de agua están disponibles en la mayoría de las tiendas de mejoras y cuestan menos de un dólar cada uno. La instalación no implica mucho más que un simple giro. Combinados con un sellador, los conectores de cables impermeables mantendrán los componentes eléctricos de un sistema de rociadores libres de exposición a la humedad.

SÍ repare los cables dañados.

Los cables dañados impedirán al controlador «hablar» con las válvulas y hacer que se abran o cierren según lo programado. A veces, el desgaste normal deteriorará el cableado, o puede haber otras causas más inmediatas, como alterar las criaturas o los elementos.

Ubicado principalmente bajo tierra, no siempre es obvio cuando hay daños en los cables. Sin embargo, tan pronto como el problema sea evidente, ya sea visiblemente o descartando otros posibles problemas eléctricos, tome medidas de inmediato para reparar el cable o reemplazarlo. El manual del propietario proporcionará una guía de instalación, o un especialista en riego puede encargarse de la reparación si el daño es significativo.

NO ignore los cables desconectados.

Casi tan malos como los cables dañados, los cables desconectados también pueden interrumpir un sistema de rociadores al causar una falla en la comunicación entre el controlador y la válvula. Evalúe el cable para tratar de determinar la causa del desprendimiento, como condiciones climáticas extremas o piezas defectuosas.

Los cables desconectados deben volver a unir lo antes posible. Verifique los conectores, las válvulas y el controlador en busca de posibles causas de por qué el cable se desconectó en primer lugar, en caso de que haya pasos preventivos que pueda tomar para evitar que los cables se desconecten nuevamente en el futuro. Consulte el manual del propietario sobre cómo volver a conectar el cable original para asegurarse de que vuelva a su función original. Asegúrese de que, al desprenderse, el cable tampoco se dañó en el proceso.

Reparación de rociadores: reemplazo del solenoide del rociador

Foto: istockphoto.com

NO olvide reemplazar el solenoide del rociador.

Como una señal de tráfico para los rociadores, un solenoide es un electroimán que se comunica con el controlador para abrir y cerrar las válvulas del sistema de rociadores. Si no funcionan correctamente, pueden causar inadvertidamente fugas u otros fallos de funcionamiento.

Reemplazar el solenoide implica desarmar la válvula y volver a ensamblar en el orden correcto. Algunos modelos incluso requieren algo más que un solenoide individual para ser reemplazado. Consulte la guía del fabricante para conocer los pasos de reparación y reemplazo de solenoides, o contrate a un profesional para este trabajo de reparación de rociadores.

Encuentre profesionales locales de confianza para cualquier proyecto doméstico

+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo usar Buscar y reemplazar en Microsoft Word para realizar ediciones rápidas en un documento

Los trabajos bien remunerados que se espera que crezcan durante la próxima década