in

¿Cuánto tiempo duran las secadoras?

La secadora promedio puede durar entre 10 y 25 años, dependiendo de cuándo la compró por primera vez y qué tan bien la haya mantenido. La mejor manera de hacer que dure más es usarlo correctamente y obtener un mantenimiento regular. Mantendrá su secadora funcionando correctamente y también le dará los mejores resultados cuando se trata de secar su ropa. Para obtener una guía completa sobre un secador de larga duración, lea a continuación.

Cuidado adecuado de la secadora

Mantener un buen cuidado de su secadora es el paso más esencial para extender la longevidad de su secadora. Asegúrese de aprovechar al máximo su electrodoméstico siguiendo estos sencillos pasos:

Leer el manual de instrucciones

Es fácil pensar que usar nuestras secadoras solo implica arrojar la ropa mojada a la máquina, cerrar la puerta y comenzar el ciclo en nuestras configuraciones favoritas. Sin embargo, existen diferentes opciones de configuración por una razón. Leer detenidamente el manual de instrucciones es el primer paso para mejorar el rendimiento de su secadora.

División de cargas por tejido

Para que su ropa se seque más rápida y uniformemente, considere dividirla por el peso de la tela. Seque las telas livianas y las telas pesadas en cargas medianas separadas. Esto asegurará que todos se sequen completamente y de manera uniforme. Reduce el riesgo de acumulación de moho al evitar que la secadora se empape.

Mantener su secadora limpia

Mantenga su secadora limpia quitando la pelusa después de cada ciclo. La pelusa puede quedar atrapada en las grietas y hendiduras de su secadora, particularmente en los sellos de las puertas. Incluso pequeñas cantidades de pelusa provocan acumulaciones con el tiempo y pueden causar problemas con la eficiencia de su secadora. Hacerlo más duro para la secadora crea tiempos de secado más prolongados y contribuye al crecimiento de moho, así como a la ropa húmeda y con olor.

La pelusa también se puede encontrar dentro de la ventilación de la secadora, ubicada en la parte posterior de la máquina. Para reducir los riesgos de incendio y los problemas de rendimiento, verifique que no haya pelusa dentro del respiradero una vez al año. Esto reducirá significativamente la posibilidad de acumulación.

Reducir el calor y los tiempos de secado

Contrariamente a la creencia popular, las temperaturas altas no siempre son necesarias para todas las prendas. Las cargas también necesitan diferentes tiempos de secado, ya sea por su tejido o peso o por el tamaño de su carga. Ahorre energía y evite la posibilidad de que la ropa se dañe reduciendo la temperatura y acortando los tiempos de secado si está en casa todo el día. Puede comenzar con un ciclo de 40 minutos a fuego lento y ver cómo queda su ropa después de la caída. Si su carga aún no está seca, vuelva a colocarla en la secadora en un ciclo de 10 minutos, en lugar de realizar otro lavado de ciclo completo.

Considere secar su ropa al aire libre

El secado al aire no solo le da a la ropa la oportunidad de respirar; también evita que su secadora se descomponga prematuramente. También ayuda a prolongar la vida útil de su ropa. Darle un respiro a su hardware aquí y allá le permitirá resistir un mayor uso, ya que el uso excesivo puede acabar con su vida útil con la misma facilidad que un mantenimiento inadecuado.

Asegúrese de que su secadora esté instalada por un profesional

La instalación por parte de un profesional es fundamental para cualquier electrodoméstico. Lo mismo ocurre con las secadoras.

Deben almacenarse en terreno llano, lo que restringe su movimiento y mantiene sus tuberías y tapones instalados correctamente.

La ventilación adecuada también es fundamental cuando se trata de secadoras. Seleccionar el tamaño y los materiales correctos para su tubo de ventilación permite un flujo de aire adecuado para el rendimiento de su secadora.

Además, querrá asegurarse de que el tamaño de la tubería de su secadora sea el correcto, ya que usar el tamaño incorrecto puede hacer que el aire no ingrese a la cámara de secado. Esto evitará que la ropa se seque correctamente, lo que provocará el crecimiento de moho y hongos.

Eche un vistazo a la ventilación de su secadora

La ventilación de la secadora es el tambor que aspira la pelusa y la humedad de la secadora y la saca de la casa. Es fundamental para que la secadora funcione correctamente. Para revisarlo, limpie e inspeccione su secadora una vez al año en busca de signos de obstrucciones, acumulación de pelusa y demasiada humedad. Si la ventilación de la secadora no se mantiene con regularidad, podría estar preparándose para un riesgo de incendio.

Uso excesivo de las sábanas de la secadora

Las sábanas para secadora son herramientas maravillosas para ropa más fresca y con mejor olor, pero el uso excesivo puede provocar una capa cerosa, tanto en la ropa como dentro de la secadora. Esto puede bloquear partes más pequeñas del electrodoméstico, como el sello de la puerta, las grietas y las grietas. Si se dejan, pueden derretirse en la secadora. Use una o dos hojas para secadora cada dos cargas y asegúrese de estar constantemente atento a la pelusa.

Consejos adicionales para deshacerse de la pelusa

La pelusa no solo se esconde en la superficie de la ropa y dentro de la secadora. También debe quitar la trampa de pelusa y remojarla en agua caliente con jabón cada pocos meses. Haga esto con más frecuencia si normalmente usa suavizante de telas en su lavadora, ya que el suavizante de telas también puede dejar un residuo espeso y jabonoso dentro de su secadora. Este residuo es una causa común de acumulación de moho y hongos y puede desgastar su secadora mucho más allá de su fecha de vencimiento.

El mantenimiento adecuado de su secadora significa que puede depender de una calidad excelente durante muchos años más. Si sigue estos sencillos pasos, usted también podrá aprovechar al máximo su aparato de secado. Al mantener, limpiar y verificar adecuadamente los tamaños de carga, la configuración y la distribución de las telas, ya está ahorrando. Al prolongar la longevidad de su secadora, puede ahorrar en costos de energía, dinero en el banco y esfuerzo que generalmente se desperdicia en reparaciones y reemplazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trenza de corona: 8 pasos (con imágenes)

Reemplazo de los elementos calefactores de su horno